domingo, 3 de noviembre de 2013

Los cuentos

Nos pasamos la vida contando lo que nos ha pasado, lo que le pasó al vecino y al amigo del vecino.
y si no, nos contamos lo que nos gustaría que nos pasase o lo que estamos planificando para que pase.
Nos contamos, y nos contamos unos a otros todo el tiempo, de todo.
De manera natural, contar y escuchar son acciones que producen placer en el ser humano, son momento de compartir que gustan siempre a mayores y niños.

Cuando adultos o niños escuchamos historias:
- Nos mantenemos en un alto grado de concentración.
- Utilizamos la imaginación libremente.
- Nos sentimos cómodos, nos olvidamos de todo lo demás.

Los Cuentos:
- Estimulan la fantasía y la sensibilidad
- Mejoran nuestra memoria, y nuestra escucha
- Ayudan a desarrollar el lenguaje y nuestra expresión
- Fomenta la empatía
- Transmite valores
- Nos ayuda a identificar emociones
- Proporciona ratos inolvidables en compañía de nuestros seres queridos




El momento de escuchar y contar cuentos es mágico, debe de ser por eso que conservamos esta bonita costumbre desde los principios de la humanidad hasta nuestros días.


"Allí y entonces todos esperábamos con ilusión, todos, jóvenes y viejos, a que cayera la noche para disfrutar de la velada de cuentacuentos. En aquellos tiempos el contar cuentos o leyendas era el pasatiempo favorito. Familiares y vecinos solíamos reunirnos en la casa de turno y tranquilos, frente al fuego, escuchábamos a alguien relatarnos una historia, o quizás una leyenda sobre nuestros antepasados o un cuento sobre algo que había sucedido la semana pasada.

Aquellas narraciones eran intercaladas por momentos de gran emoción. Una vez que tenía engatusados a sus oyentes y ganada su atención, la narradora callaba de repente, cambiaba ligeramente de postura moviendo para atrás o para delante la banqueta en que se sentaba. En esos momento podías escuchar a todos en la habitación respirar a la vez un largo y profundo aliento. Todos los ojos estaban clavados en la narradora instándola a seguir con su historia, desesperados por saber cómo iba a continuar....
Era una manera estupenda de terminar el día, todos juntos pese a nuestras diferencias"
                                                                                               "siéntate y escucha" de Ellen Kuzwayo









en la libreria Atticus-Finch. Sesiones en Familia


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son muy bien recibidos, te animas?