domingo, 5 de julio de 2015

Calma




El pasado Junio tuve la suerte de participar otro año más, en La Feria del Libro de Madrid, y trabajar durante toda la feria en el Pabellón del libro Infanti y Juvenil, gracias a Froggies , una  experiencia que contaré otro día.
Lo que quiero contar hoy es que este Pabellón estaba lleno de joyitas para descubrir.
Entre ellas, este precioso libro.
Un libro escrito e ilustrado por Carol Thomspon ilustradora inglesa que ha publicado más de sesenta obras muchas de ellas para prelectores con temas tan interesantes como tener un hermano pequeño, o las rimas populares inglesas.
Este título nos cuenta la historia de dos amigos que se llevan muy bien, y hacen casi todos juntos, pero un buen día se enfadan.
Uno se siente molesto con el otro, y se entristecen y se dicen que no se quieren volver a ver.
Pero luego, cuando el enfado se va enfriando se van echando de menos.
Nos cuenta la importancia de mantener la calma en situaciones desagradables.

Me parece un libro muy tierno y por supuesto, para incluir en una lista de libros que hablen sobre los enfados o las rabietas.
Una ocasión más de mostrar cómo todos nos enfadamos con alguien alguna vez, y a nadie nos gusta. La importancia de verbalizar lo que nos sucede cuando nos sintamos preparados para ello, y sobe todo tomarnos las cosas con calma.
Esta historia es tanto para los peques como para que los mayores recordemos también la importancia de mantener la calma cuando los niños nos hacen enfadar.



Todas las actividades que se me ocurren con este libro son las de hablar de situaciones que vivimos normalmente, en las que nos solemos enfadar, con amigos, con los padres, con los hermanos, y repasar como nos sentimos y que hacemos cuando nos enfadamos.

Hay un juego que les gusta mucho a los más pequeños y es poner caras, podemos jugar a poner caras y sacarnos fotos con el móvil, por ejemplo,  cara de enfado, de contento, de rabia, de calma, de triste, de cariño…. y todas las que se nos ocurran.
Incluso podemos imprimir esas fotos, recortarlas, pegarlas en cartón y plastificarlas, para así crear un juego de memory o un juego de opuestos, y utilizarlas en otras ocasiones.

Espero que los disfrutéis.

Feliz Lectura!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son muy bien recibidos, te animas?