miércoles, 11 de noviembre de 2015

En La Biblioteca el 11 de Noviembre 2015



Como cometaba AQUÍ, dos miércoles al mes a las 18h de la tarde, comparto cuentos en la Bebeteca de la Biblioteca Eugenio Trias en el Parque del Retiro, para niños y niñas hasta 5 años. Os cuento también que me gustaría compartir las historias que vamos descubriendo en este espacio aquí en el blog bajo la etiqueta NACIDOS PARA LEER.
Las sesiones en la Biblioteca tienen el tiempo justo para compartir un par de historias.
Como somos muchos y de edades muy variadas, hay siempre un cuento para los más peques y otro para los más mayores. También hay canciones y retahílas populares que nos acompañan allá donde vayamos.

El primer Miércoles de Noviembre, leímos dos cuentos muy divertidos.
"Un poco perdido"
"La ovejita que vino a cenar"

UN POCO PERDIDO
de Chris Haughton el mismo autor del conocido libro "shhh! Tenemos un plan". En su página podéis disfrutar de todas sus ilustraciones y también del cómo se hizo de "un poco perdido".
Colección:  milratones de la editorial Milrazon



Un poco perdido es la historia de un pequeño búho que durmiendo se cae de la rama del árbol, donde estaba junto a su madre, y una vez en el suelo se desorienta y no sabe como volver.
Una simpática ardilla quiere ayudarle así que según las respuestas del búho le va presentando animales que pudieran ser su madre, pero ninguno de ellos es , hasta el final de la historia donde le está esperando. Y esto es una gran alegría para el búho, el narrador, y el que escucha.
Los cuentos donde se busca a mamá, son imprescindibles en los primeros 3 años del bebé. Siempre terminan muy bien, la madre aparece antes o después, y esto es lo que necesitan ver nuestros pequeños.
Mamá se va, pero vuelve, siempre vuelve.

LA OVEJITA QUE VINO A CENAR
de Steve Smallman y Joelle Dreidemy dos ilustradores bien conocidos en la literatura infantil.



Ahora que se acerca el invierno, es una bonita historia bajo la nieve, en la que el lobo se encuentra con una ovejita tan, tan tierna, que por mucha hambre que tiene, y ganas de comer cordero, no es capaz de comérsela.
Y terminan compartiendo una sopa de verduras al calor del hogar de la casa del lobo.
Otro cuento con final feliz, como corresponde a estas edades.
Es un cuento con una trama un poco más larga que el anterior, por eso dirigido a los niños de 4 o 5 años que normalmente tienen más capacidad de atención.
Así que no todos los lobos son malos, incluso el que podía parecer más malo, en realidad es bastante tierno.
Perfecto para hablar de amistad, de la aceptación del otro y de uno mismo y como no, de comidas!


Felices Cuentos



2 comentarios:

  1. Precisamente ayer pregunté en esa biblioteca por las fechas de tus próximos cuentacuentos, y me dijeron que no había cuentacuentos los miercoles, solo los sábados. Una pena perdérnoslo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oh!! siento que os lo perdierais. Muchas gracias por avisarnos, lo arreglamos lo más rápido posible. Espero encontraros en la próxima sesión! Un abrazo

      Eliminar

Los comentarios son muy bien recibidos, te animas?