martes, 5 de abril de 2016

Good Night Moon


Libros que siguen editándose generación tras generación, libros que se cuentan para ir a dormir, para dar las buenas noches, para entrar en ese estado de relajación que necesitamos para conciliar el sueño.

Es el caso de "Goodnight Moon", publicado por primera vez en el 1947 y reeditado una y otra vez, considerado uno de los mejores libros de la Literatura Norteamericana y un clásico para ir a dormir.

La historia transcurre en la habitación de un pequeño conejo, que dice buenas noches a cada cosa y animal que están con él en el cuarto.
Escrito con una preciosa rima en inglés y traducido al español con una rima ya no tan bonita.
Un libro que alterna las ilustraciones a todo color con ilustraciones en blanco y negro.
A mi personalmente, no me llamaron mucho la atención las ilustraciones, con los libros bellísimos que hay ahora... Pero tengo que contar que a los niños y niñas a los que les he contado este cuento se han quedado prendados de los dibujos.

Nosotros tenemos la Edición de cartoné y tamaño adecuado para las manos de los pequeños. Aunque existe en otros formatos y tamaños.



El libro pertenece a una colección de tres libros llamada por la autora "Over the moon" y en cada libro incluye objetos que hacen referencia a las otras dos historias.

En esta libro, la primera parte del libro presenta la habitación y nombra la mayoría de los objetos que hay en ella.
Su lectura es siempre a doble página, y los niños y niñas están mucho rato mirando el dibujo y buscando el objeto o el animal en la habitación.
La segunda parte se vuelven a repetir todos y cada uno de los objetos mencionados en la primera, pero en diferente orden, dándoles las buenas noches.
Creando así, más que una historia, una rutina de desear buenas noches, y provocando mucha repetición, algo con lo que los peques se sienten muy a gusto.


Siempre digo que con los libros, una de las cosas que hacemos con nuestros hijos/as es enseñarles vocabulario.
Y normalmente aconsejo libros en los que el dibujo del objeto o animal del que hablamos esté siempre sobre un fondo liso, para facilitar la comprensión de las palabras.
Este libro sería todo lo contrario sino tuviera estas páginas en blanco y negro, donde cada objeto o animal del que habla se ve perfectamente y no hay que buscarlo entre una ilustración cargada de detalles.

Así que definitivamente este es uno de nuestros libros preferidos para ir a dormir.
Si queréis conocer otros libros para ir a dormir AQUÍ hablamos sobre algunos de ellos.

Ya sólo me queda desear Buenas Noches y Felices Sueños!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son muy bien recibidos, te animas?