viernes, 15 de julio de 2016

CHO-LI y el tesoro más valioso del mundo



Empiezo a recuperar post pendientes, y por fin hoy os cuento un libro del que tenía muchas ganas de hablar: Cho-Li y el tesoro más valioso del mundo.
Hace sólo unas semanas se celebrara el Madrid el día del Orgullo 2016, con un montón de actividades y por supuesto, la manifestación más grande de Europa. 
Mientras participaba del encuentro lleno de color y de reivindicaciones, pensaba en cómo hemos evolucionado y la diversidad de familias que ya convivimos y con las que nuestros hijos crecen.

Me acordé de este cuento que tengo desde hace meses en casa, por gentileza de su autor e ilustrador Oscar Cebolla Bueno y que tenía pendiente de contar aquí.
Cuando recibí el cuento vi que la portada ya nos deja suponer de que a ir la historia, y yo comencé a leer con un poco de miedo. Temía encontrarme con la típica historia que sólo se centra en la relación de dos adultos para contarles a los niños que existe un colectivo LGTB y que no pasa nada. Una idea con la que me encuentro muchas veces y no me agrada demasiado.


Pero esta historia me sorprendió muy gratamente. Dio es el perro protagonista, tan tierno y tan sabio! 
Realmente es quien enciende la chispa para que se genere la historia. 
Cho-Li tiene una pequeña conversación con Dio y comienza la aventura!
Una aventura que nos ayuda a entrar en el mundo de fantasía de los pequeños y  acompañarlos en todo lo que su imaginación genera.
Cho-Li se lanza en busca del tesoro con sus padres y juntos se convierten en exploradores, detectives y piratas para poder encontrarlo.


Y por supuesto, lo encuentran.

Una historia en la que lo importante es el núcleo familiar lleno de amor, sin importar quien forme parte de el.
En ningún momento se hace ninguna mención especial  a que Cho-Li sea adoptada, o que sus padres sean dos hombres. Son datos que nos da la historia y que de verdad están tratados con normalidad.
Si Cho-Li no fuera adoptada, o los padres fueran dos mujeres, o un hombre y una mujer, o una mujer sola, o un hombre solo, o cualquiera de las formas que se nos ocurran, la historia seguiría siendo exactamente la misma, seguiría transmitiendo exactamente el mismo mensaje.
Por eso me gusta!

Cuando contamos cuentos a nuestros hijos/as, les estamos poniendo delante situaciones de nuestra propia vida y les mostramos nuestra propia cultura, nuestra manera de comunicarnos y de convivir, y a ellos les ayuda a comprender. Por eso, son necesarios cuentos que reflejen la realidad en la que vivimos y que muestren la diversidad familiar, porque así es como hacemos que exista.

Os comparto unas palabras de Eugenia Sangil Sánchez (coordinadora de Educación de la FELGTB) en el epílogo del libro y con las que estoy tan de acuerdo.
"Este es un libro infantil que debe estar en la mesilla de noche de cualquier casa, y en la biblioteca de los colegios, porque lo que no se conoce no existe."

AQUÍ os dejo el enlace del cuento dónde podéis ver dónde comprarlo. 


Y me gustaría cerrar esta entrada con otro enlace que he descubierto gracias a este libro.
El proyecto BIBLIOTECA DE COLORES, Si os ha picado el gusanillo y queréis conocer más libros sobre diversidad familiar, si os interesa un proyecto que está trabajando para mostrarla o si os apetece participar, AQUÍ os dejo el enlace de la Biblioteca.


Feliz Lectura

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son muy bien recibidos, te animas?