sábado, 6 de agosto de 2016

Lo siento


Padres-Madres, Profesores y Educadores, procuramos siempre un buen desarrollo de la Inteligencia Emocional.  Y como cada vez este término es más conocido, cada vez hay más adultos conscientes  y también más libros y más cuentos hablando del tema y tratando de exponer situaciones con la que los niños y niñas se sientan identificados.
Por eso la lista de libros que hablan sobre emociones es cada vez más larga.
Y sin embargo, yo hoy no os quiero hablar de una novedad, sino de un libro que fue editado por primera vez en el año 2000. 
Escrito por  Sam McBratney, autor de "Adivina cuanto te quiero" y otros muchos títulos conocidos.
Cuenta con las preciosas ilustraciones de  Jennifer Eachus

Esta es la historia de una niña y un niño que juegan juntos a diario, se quieren y lo pasan en grande compartiendo los pequeños y los grandes momentos.


Pero un día, se gritan, se enfadan y ya no se hablan. Algo que sucede con frecuencia en el día a día de cualquier niño o niña.
La historia, contada desde la voz del niño, describe como se encuentra, como se siente, y qué le gustaría que pasara para que pudieran volver a jugar juntos y así solucionar su conflicto.

A mi personalmente, este libro me ha fascinado. Es una historia muy real, con ilustraciones muy reales y cuidadas al detalle.
A mi parecer, es un libro que:
- Refleja de verdad, la cotidianidad de los niños y niñas.
- Esta escrito desde la voz del niño.
- No existe la figura del adulto obligándoles a hablarse o a jugar juntos de nuevo.
- Muestra la existencia del enfado y como todos necesitamos un tiempo para que se nos pasen.
- Y finalmente deja el final abierto, con el deseo del protagonista, pero sin imponer nada, con la posibilidad de que el lector se sienta libre para decidir cualquier otra opción cuando se encuentra en estas situaciones.

Definitivamente es un libro para tener en la biblioteca de casa, al alcance de nuestros hijos para que puedan leerlo, mirarlo y disfrutarlo tantas veces como les apetezca.


Si lo leemos junto a nuestros hijos/as, seguro que nos da pie a grandes conversaciones sobre como nos sentimos más a gusto solucionando conflictos.
Sobre el valor de la amistad y la importancia de reconocer nuestros enfados, verbalizarlos y saber que hacer con ellos.


Feliz Lectura










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son muy bien recibidos, te animas?